UNA DE LAS MÁS GRANDES FIGURAS RELIGIOSAS A NIVEL NACIONAL SE COLOCÓ EN MIRA

Entre suspiros, chirridos y suspenso de los ciudadanos y autoridades, se realizó la colocación de la estatua gigante de la Virgen de la Caridad en el mirador de la comunidad San Luis perteneciente al cantón Mira.

Desde tempranas horas del 21 de diciembre de 2019, los preparativos para trasladar a la Patrona del ‘Balcón de los Andes’ se fueron alistando. Cerca de las 09:00 decenas de personas ya se ubicaron en los alrededores de la calle Medardo Ulloa ubicada tras la iglesia Matriz de Mira, donde observaban como era situada esta gran efigie.

 

Cuantiosa procesión

Varios colaboradores colocaban debajo de la estatua unas estructuras metálicas las cuales fueron soldadas para brindarle un soporte, mientras una enorme grúa con meticulosidad levantó la descomunal estructura para ubicarla encima de un camión con una plataforma, para transportar carga pesada.

Al momento que este automotor encendió los motores, inició la procesión ciudadana con la estatua de la Virgen y al son de la música interpretada por las bandas de pueblo, las centenas de personas acompañaban con fervor el lento recorrer de la santa imagen.

De camisetas blancas, portando globos con la misma tonalidad y otros azules así como algunas rosas, los feligreses durante su peregrinación iban entonando rezos, otros más tocaban la imagen para persignarse y unos cuántos torneaban con lágrimas sus ojos por ver a la Madre de Dios recorrer su ciudad.

Con la presencia de Johnny Garrido, alcalde de Mira, Guillermo Herrera, prefecto del Carchi, autoridades eclesiales y locales, la procesión siguió su paso por la Panamericana con destino hacia el sector del Hato de Mira por donde se ubica el mirador actual, morada de la Virgen de La Caridad.

Llegada de la estatua

A pesar de que un sol intenso azotó el marchar del populacho, algunas personas en distintos sitios entregaban vasos con limonada y chicha para calmar la sed de los feligreses. Una vez llegados al mirador de San Luis, los presentes aguardaban la llegada del vehículo que transportaba la gigantesca efigie.

Entre tanto, varios técnicos comenzaron a situar los elementos para colocarlos alrededor de la imagen para darle soporte y poderla elevar puesto que fue transportada de manera horizontal para ser levantada con asistencia de dos grúas. 

Trabajos para ubicar la imagen

Colocados los amarres tanto en la mitad de la estructura y con un enorme gancho que sujetaba la corona de la estatua, las grúas procedieron a levantar la pesada estatua, sin embargo un estruendoso sonido provino de la corona y la gente se alarmó puesto que pensaron que la imagen se iba a romper.

En un segundo intento, los técnicos buscaron alzar la imagen por la mitad, pero una de las bandas que la sostenía la cortó por la mitad ocasionándole un considerable daño a la altura del brazo.

Esta situación obligó a los encargados de levantar la imagen a pensar en algunas estrategias para evitar mayores daños. Pasada una hora finalmente lograron alzar la estatua y esta vez una de las grúas sostenía la estructura por la corona y también una retroexcavadora le brindaba sostén en su base.

 

La guardiana de Mira finalmente se colocó

Elevada a los cielos, la imagen de la Virgen desfilaba ante la mirada atenta de los feligreses mientras se buscaba ubicarla en la base previamente construida. Mediante la ayuda de tres largas cuerdas y con la fuerza física de varios presentes, la estatua centímetro a centímetro fue descendido y finalmente se colocó en su sitio, el cual desde su base mide seis metros de altura  y la escultura se alzaba imponente con sus 15 metros de altura, lo cual brindaba un total de 21 metros de altura.

Acto seguido se ofició una eucaristía donde se bendijo la imagen, se rezó un rosario y posterior se desarrolló una programación artística con la interpretación musical de canciones a la Virgen María y también villancicos.

Elegante, majestuosa y ahora una taciturna vigilante del cantón Mira, la Virgen de la Caridad aguardará la visita de propios y extraños quienes vengan a profesarle su fe y solicitarle favores divinos.

 

Trabajo institucional

Por su parte, el burgomaestre mireño Johnny Garrido explicó que la base donde actual donde reposa la estatua (construida en la pasada administración municipal y finalizada en la actual) cuesta aproximadamente 75.000 dólares y la considera como una de las más grandes a nivel nacional. (APRN)

El dato

De acuerdo al burgomaestre mireño, en el mirador funcionarán oficinas para promocionar imágenes y artesanías religiosas y productos propios de la localidad.


Más de tres siglos de devoción

En 1644 el rey Felipe III de España, ordenó que las colonias de América consolidaran su fe a la Virgen bajo la advocación de la purificación. Sin embargo según registros históricos la primera fiesta de devoción a la Virgen de la Caridad se realizó en 1698 y con la actual imagen se llevó a cabo en 1784 dando como resultado 321 años de devoción a la Madre de Dios.

El escultor detrás de la imagen

El mireño Daniel Reyes fue quien realizó la escultura de la Virgen desde el pasado mes de octubre y llevó a cabo la tarea como una promesa hacia ella.

Además indicó que para materiales invirtió cerca de 18.000 dólares sin embargo dijo que la escultura estaría valuada en aproximadamente 100.000 dólares. A esto añadió que la imagen fue donación por su parte con la colaboración de las mireñas y mireños.

 

FUENTE: Diario La Hora

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

Servicios

Visitas

5082952
Hoy
Ayer
Esta Semana
Última Semana
Este Mes
Último Mes
Todos los días
2215
5494
32462
5003796
163676
331649
5082952

IP: 34.204.200.74
Fecha: 2020-01-24 08:29:34