PROYECTO: ¡NUESTRA GENTE ES PRIMERO! - EMPRENDIMIENTO: RADIO LABORATORIO NATIONAL-MIRA

Con el objetivo de dar a conocer el trabajo y actividades arraigadas en la cultura del pueblo mireño y que se evidencian en el diario vivir de nuestros emprendedores, el Área de Comunicación del GAD Mira inició el Proyecto: ¡NUESTRA GENTE ES PRIMERO!; esto como un compromiso de la presente administración municipal para con los emprendedores que aportan a un mejor desarrollo de esta querida tierra.

 

Desde hace más de cuatro décadas, se encuentra al servicio de la ciudadanía mireña RADIO LABORATORIO NATIONAL de Luis Alberto Cuasapás Jácome, quien brinda el servicio de reparación  de televisores, grabadoras, autorradios, tocacintas de carro, planchas y todo lo relacionado al mundo de la electrónica. Con este corto preámbulo, es importante que la ciudadanía conozca su historia y su trabajo.

 

Luis Cuasapás nació en la parroquia San Isidro perteneciente al cantón Espejo, un 14 de agosto de 1956; sus padre: Manuel Cuasapás  y su madre, quien ya goza del encuentro con el Creador: Laura Jácome, ambos dedicados a los quehaceres domésticos, a la agricultura, a fabricar tubos y bloques en la Fábrica “La Z. Z”, ubicada en la ciudad de Ibarra. Es el mayor de seis hermanos: Wilson, Carlos, Marco, César, Teresa y Soraya.

 

 

Luego de cursar sus años de primaria en la Escuela “América”-Ibarra; Luis se dedicó a ayudar a sus padres en las actividades cotidianas; la situación económica era una de las limitantes para continuar con sus estudios; a sus 18 años, tomó la decisión de cumplir con la patria a través del servicio militar, culminado este compromiso retornó a Ibarra a la casa de sus padres, siempre tuvo curiosidad por el mágico mundo de la electrónica por lo que junto a su madre buscaban espacio de taller en taller para despejar sus inquietudes y apasionarse por el contenido de los equipos.

 

Todos los talleres le cerraban las puertas, pero no el sueño visionario de aprender, quizá era una prueba que la vida le ponía a Luis; debido a la desesperación de no encontrar donde aprender, él pensaba incluso en regresarse a la vida militar y continuar con el curso para soldado.

 

Un día, quizá el mejor de todos; mientras recorrían la “Ciudad Blanca”, se encontraron con Vicente Pulles, sobrino de su querida madre quien trabajaba en el Banco La Filantrópica, dialogaron sobre este asunto y les indicó el camino; los tres fueron a visitar al radiotécnico Winston Pavón, amigo íntimo de Vicente y oriundo de la parroquia San Isidro, quien tenía su taller en Ibarra, él los presentó tanto a su tía Laura como a su primo Luis y también le dieron a conocer la necesidad que tenía la familia en lo que a aprender electrónica se refiere, con gusto el maestro Pavón aceptó la propuesta y desde aquel día Luis empezó a hilar conocimientos que ahora son parte de su vida en RADIO LABORATORIO NATIONAL, nombre del taller del maestro Pavón.

 

 

A fin de ganarse la voluntad del propietario del local, Luis empezó haciendo la limpieza del taller; un día llegó desde la ciudad de Quito a RADIO LABORATORIO NATIONAL, el hermano del maestro, Luis Pavón; con una amplia trayectoria como radiotécnico y por situaciones de la vida él llegaba a pedirle trabajo a su hermano Winston, entre tocayos se pusieron a las órdenes. Ese fue uno de los días más productivos para Luis Cuasapás porque este radiotécnico también le indicó a profundidad los nombres de las piezas de los equipos y el manejo de las herramientas de trabajo.

 

Durante mucho tiempo, en la casa de Luis había un radio de dos bandas, funcionaba a pilas pero el problema de este aparato era el bajo volumen; fue complicado tratar de arreglarle porque Luis aún no tenía conocimiento para darle solución; pero su tocayo, el maestro Luis le indicó en el taller las partes del equipo: radiofrecuencia, frecuencia intermedia, frecuencia intermedia de audio; juntos, en mesa de trabajo identificaron el problema del equipo y había que intervenir en el amplificador de radio, detectaron las fallas en cada sección y cambiaron los condensadores, estas fueron parte de las primeras enseñanzas que lo motivaron a interesarse más en el amplio campo de la electrónica.

 

Fueron tres meses en los que Luis aprovechó al máximo los conocimientos impartidos por el maestro Luis; entre los trabajos realizados daban mantenimiento a los televisores de tubo, imagen, regulación, salida de voltaje a la pantalla y otros. Con lo aprendido, Luis empezó arreglando las Radiolas 3 en 1, marca Silvano, Radios marca Telefunken y las planchas, además hacía antenas de televisión en aluminio, multicanales, y se entregaba por docenas a Agencias del Norte, de igual manera se movilizaban en motocicleta  hasta Urcuquí, San Blas, La Esperanza, San Gabriel, Mira, El Ángel, a instalarlas; esa era su tarea; los equipos grandes los trabajaba el maestro Winston.

 

Fueron siete años, que Luis trabajó como maestro en RADIO LABORATORIO NATIONAL, en esa época conoció a Teresa de Jesús Quilumbango, de profesión costurera; con quien contrajo matrimonio y Dios les obsequió el regalo más hermoso, ser padres de su primera hija Verónica. Ya en compromiso, fueron apareciendo más necesidades; es decir lo que ganaba en el taller, no alcanzaba para cubrir los gastos de la familia, entonces tuvo que comprar las herramientas necesarias para dar mantenimiento los fines de semana a los equipos de la vecindad.

 

Un día, en Ibarra se encontró con su amigo mireño Miguel Vallejo, quien le recomendó ir  al cantón Mira a probar suerte como radiotécnico, Luis aceptó visitar el “Balcón de los Andes”, armaron el viaje y llegaron a la ciudad. Miguel presentaba a sus amigos y conocidos al maestro Luis, indicándoles que sabía arreglar equipos: radios, televisores, máquinas de escribir y planchas; el servicio lo hacía a domicilio. 

 

De regreso a casa, el maestro Luis, le comentó a su esposa lo bien le había ido;  en el pueblo no habían radiotécnicos y esa sería una de las razones para emprender su taller en Mira. Fue complicado convencer a su esposa de irse a vivir a este Cantón, pero como siempre ha perdurado en ellos: el amor, la comprensión, el respeto, el apoyo; entre otros valores, con la bendición de Dios tomaron la decisión de trabajar por días mejores para la familia y la sociedad en este rincón carchense que los acogió como a sus hijos de esta noble y visionaria tierra.

 

Han pasado alrededor de 40 años desde que el maestro Luis Cuasapás llegó a Mira, el nombre de su taller se lo conoce como RADIO LABORATORIO NATIONAL, esto en homenaje y gratitud al local donde los hermanos Pavón impartieron sus primeros conocimientos en el arte de arreglar los equipos y entregar un trabajo bien hecho al cliente,  en su primer local permaneció más de un año y estaba ubicado en la calle Eloy Alfaro en la casa del señor Rigoberto Zapata.

 

A los 15 días de estar en Mira, se presentaron inconvenientes con los equipos electrónicos de la vecindad y llegaban al local los primeros clientes con sus televisores a blanco y negro, radiolas, grabadoras y más equipos para ser arreglados, la situación económica en la familia fue mejorando.

 

Al mes de haber llegado a Mira, viajaron a Ibarra y pasaron por el local del maestro Winston, con el propósito de agradecerle por todo lo aprendido y compartido. Le comentó además que tomó la decisión con su familia de irse a vivir a Mira, donde ya se había puesto su propio taller. Winston le felicitó por el emprendimiento y le deseó los mejores éxitos, resaltando que se quedaba sólo y que ya no contaría con uno de los mejores operarios que él había formado.

 

Todo lo que es superarse, es bueno; después de un año de trabajar en Mira, se le  presentó la oportunidad de participar en un curso de seis meses para radiotécnicos, mecánica y panadería en la ciudad de El Ángel. El maestro Luis, siempre preocupado por brindar un servicio de calidad, ha participado en diferentes cursos de electrónica, pues el maravilloso mundo de los equipos, amerita una amplia preparación y actualización de conocimientos. Perteneció a la Asociación de Radiotécnicos de Imbabura, ahí recibía cursos, obligatoriamente se capacitaba para dar mantenimiento a equipos de todas las marcas con nuevas tecnologías.

 

Hasta su primer local, llegó por don difunto Rigoberto Lara, él sabía visitar el taller del maestro Winston a fin de que le arreglen algún equipo, ahí se hicieron amigos. En aquellos tiempos era la noticia de que en Mira ya habían los servicios de un radiotécnico, la curiosidad de Rigoberto era tan grande hasta que se fue a conocer al primer radiotécnico, tremenda sorpresa fue la que se llevó, pues era el mismo Luis Cuasapás quien ya estaba  a las órdenes de la colectividad mireña y sus alrededores; ese mismo día Rigoberto le propuso que instalé el taller en uno de sus locales comerciales que estaban disponibles frente al Parque Juan Montalvo, desde aquella fecha hasta la actualidad han pasado más de 38 años.

 

A lo largo de su trayectoria, hasta el taller: RADIO LABORATORIO NATIONAL han llegado clientes de las comunidades que pertenecen a La Concepción, Juan Montalvo,  Mira, San Isidro, El Ángel, La Libertad, García Moreno, San Gabriel; entre otras.

 

En Mira, siempre habido personas interesadas en aprender este oficio; antes de hacer el curso de titulación, había en el pueblo un técnico en relojes, conocido como el maestro Chauca. Un día, el maestro Luis Cuasapás llegó ahí y se encontró con Bolívar Quispe, estudiante del Colegio Experimental “León Ruales”, quien llevó su pequeño radio para que el maestro Chauca intente arreglarlo, el maestro Cuasapás le preguntó ¿Qué está haciendo usted?, Quispe le respondió aquí tratando de acomodar este radio, el radiotécnico le explicó cuál era el daño y donde debían ir los cables del equipo, juntos lo repararon hasta hacerlo funcionar, Quispe se quedó sorprendido, no sabía quién era, ni de quién se trataba la persona que le había dado solución a su radio.

 

Como parte de este reportaje, el equipo de Comunicación del GAD Mira, se contactó y visitó al radiotécnico Bolívar Quispe, morador del barrio La Tola en la ciudad de Mira, con el objetivo de dialogar y recopilar más información sobre el maestro Cuasapás.

 

Quispe recordó esta anécdota y comentó que al día siguiente de haber arreglado el equipo, luego de salir del Colegio con su amigo Patricio Pérez, junto a la casa del señor Rigoberto Zapata, miró al maestro Cuasapás en su taller. “Me acerqué a saludarle y le pedí que me enseñara este oficio, con mucho gusto decidió apoyarme; siempre iba a practicar al taller hasta el día que terminé mis estudios en el Colegio, los conocimientos adquiridos los reforcé cuando me fui a Quito a estudiar esta carrera; con él siempre nos encontrábamos y compartíamos conocimientos.

 

Él es mi maestro mayor y de corazón le deseo los mejores éxitos en su carrera, siempre eh admirado su trabajo, su sinceridad y responsabilidad, es una persona muy querida aquí en Mira, hasta hoy compartimos experiencias, la música, siempre que podemos nos apoyamos; coincidimos en que lo principal de todo es solucionar el problema a los equipos de nuestros clientes”, afirmó Quispe.

 

El radiotécnico Luis Cuasapás, siempre ha sentido satisfacción al haber contribuido en la formación de las personas que se han interesado por aprender esta rama. “Para mí es un orgullo ver que hay gente que le gusta servir al pueblo y Bolívar Quispe, es uno de ellos, hago la invitación a los niños y jóvenes que les gustaría incursionar por la electrónica, háganlo, la ciudadanía tarde o temprano va a necesitar de ustedes, quizá nosotros ya no estemos o los años nos obligarán en algún momento a colgar los guantes.

 

Después de un tiempo, viene otro y con mucha nostalgia  el maestro Cuasapás extraña a sus grandes amigos, entre ellos: Antonio Calderón, Héctor Villota, Antonio Castillo, Héctor Tobar, Wilson Chamorro y otros: fueron compañeros formadores de la Asociación Interprofesional de Artesanos del Cantón Mira, eran 50 socios. 

 

“Aprovechó este espacio para agradecer a Dios, por todas las bendiciones recibidas, a mi esposa, a mis hijos: Verónica, Luis, Romel y Jennifer por su apoyo incondicional hasta lograr lo que en su momento sólo era un sueño, a mis amigos y conocidos, gracias por ser parte de mi trayectoria, como también agradecer a la municipalidad por este espacio y dar a conocer nuestra historia y el trabajo entregado a la población, felicito a Johnny Garrido, nuestro señor alcalde de Mira por esta iniciativa y que siga adelante en todos sus proyectos, éxitos en la administración que lidera.”, manifestó el radiotécnico Cuasapás. 

 

Desde el GAD Mira, hacemos la invitación a la ciudadanía a visitar RADIO LABORATORIO NATIONAL, ubicado frente al parque Juan Montalvo de la ciudad de Mira, a pocos pasos de la Iglesia matriz San Nicolás, los contactos del maestro Luis Cuasapás son los siguientes: 0980349820 o al 2770-153.

 

LINK VIDEO

https://www.facebook.com/JohnnyGarridoAlcalde/videos/153505483361808

 

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

Servicios

Trámites Municipales

Visitas

7056215
Hoy
Ayer
Esta Semana
Última Semana
Este Mes
Último Mes
Todos los días
1455
1136
11284
7032852
13061
76185
7056215

IP: 3.226.72.118
Fecha: 2021-05-07 20:53:42